Portal de Llanes

Cueva del Buxu

Cuevas Prehistóricas en la cornisa cantábrica.

Como llegar (Cangas de Onís)

El camino más directo desde la gasolinera, tomar la dirección de Posada y allí coger la AS-115 hasta llegar al cruce con la AS-114, donde giraremos en dirección Cangas de Onís. Después de Soto de Cangas se verá el desvío hacia Cardes, lugar donde se encuentran las cuevas. En Cardes se deja el vehículo y se continua a pie durante un kilómetro aproximadamente por un camino señalizado hasta llegar a la cueva.

mapa de carreteras, con una cruz roja está señalado el punto de partida y con un círculo el destino, Cardes
Horarios

Visitas: Abierta todo el año. El horario es de 9 a 13 y de 15 a 17,30. Cierra lunes y martes y la visita está limitada a veinticinco personas. Los miércoles el acceso es gratuito.

Guarda e Información de la cueva: Luisa Quesada Soto. 609175647

Cueva del "Buxu"

El nombre de la cueva probablemente provenga del latín buxus que significa boj.

La Cueva del Buxu se descubrió de forma casual en el año 1916. En esta etapa de principios del siglo XX la actividad científica en España vivía un momento de esplendor, y en el norte de España, en las proximidades a la cordillera cantábrica, el Conde de la Vega del Sella y el alemán Hugo Obermaier realizaban una labor de investigación intensa; entre los frutos de aquella tarea se encuentra esta cueva, aunque no acertasen de pleno en la teoría que emitieron.

El ayudante del Conde, Cesareo Cardín fue enviado a realizar una prospección del la Cueva de las Inxanas, y por error, se introdujo por una abertura (que hoy ocupa una puerta) y descubrió pinturas en la parte final de la cueva. Los dos especialistas estudiaron las pinturas descubiertas por Cardín y publicaron su trabajo en 1918, llegando a la conclusión de que en la cueva no había restos de haber sido habitada y que se trataba de un templo, un santuario paleolítico.

Cincuenta y ocho años después, Emilio Olávarri refuto esta teoría de principios de siglo al encontrar restos de ocupación humana en el inicio de la cueva, atribuidos al periodo solutrense.

Desde 1985 se sucedieron diversas excavaciones arqueológicas en la zona de antecueva. Dirigidas por Mario Menéndez, que permiten un mejor conocimiento de las actividades artísticas que alberga en su interior.

En la década de los cincuenta se realizaron obras en la cueva para su explotación turística Se rebajó el suelo de la entrada, se abrió la puerta actual y se acondicionó el interior con un acceso cómodo y luz eléctrica.

Las visitas que durante años se sucedieron sin demasiado control, sumados a la obra que hubo que realizar para su acondicionamiento, supusieron un enorme deterioro del yacimiento, lo que no impide que aún en la actualidad pueda apreciarse el conjunto de pinturas rupestres, aunque las visitas están limitadas a números muy reducidos y se realiza un estricto control para tratar de frenar el deterioro de este monumento.

La zona elegida como habitat por los hombres del paleolítico está orientada hacia el sur, lógica medida para aprovechar el máximo de luz (necesaria en el periodo solutrense, de clima duro y frío). Desde su posición se visualiza todo el valle de GŁeña, así como el pequeño valle que cierra bajo el actual vestíbulo.

En cuanto ponemos nuestros pies en al cueva podemos ver la zona de excavación arqueológica. Por un serpenteante pasillo, trazado por el curso de un río que hoy discurre por una zona más baja, llegamos a una parte más profunda donde se encuentran las pinturas y los grabados. Esta cavidad que sólo está a cien metros de la entrada parece encontrar se mucho más profunda en la tierra, dada la angostura del camino recorrido.

El Yacimiento Arqueológico

Los restos materiales hallados en esta excavación indican que la cueva fue habitada durante el periodo Solutrense, hace unos 18.000 años. La formación caliza ha sufrido modificaciones propias de la erosión y el paso del tiempo que cerraron el abrigo donde se encuentran las pinturas, y recubrieron los restos con fuertes suelos estalgmiticos.

Ciervos en el BuxuLos habitantes del Buxu debieron ser cazadores, que se desplazaban desde la costa en primavera para cazar ciervos, cabras, rebecos, bisontes, caballos y toros salvajes.También eran pescadores, ya que entre los restos se han encontrado vértebras de salmón.

En el yacimiento arqueológico se hallaron también herramientas de piedra y hueso y los restos de su fabricación que son comunes a este tipo de sociedades cazadoras recolectoras. Hay que destacar algunas piezas de orfebreria realizados en moluscos marinos, lo que parece indicar la procedencia costera de estos grupos de cazadores de temporada.

Entre los pequeños objetos artísticos hallados en esta zona de hábitat solutrense se encuentran plaquetas de piedra grabadas, cuyos motivos se relacionan a menudo con los grabados en las paredes del santuario profundo. Mención aparte merece a escultura de un pájaro realizado en un colmillo de oso de las cavernas, especie animal desaparecida hace 10.000 años, que debió usarse como colgante y que hasta el momento es la escultura de bulto redondo más antigua de la Península Ibérica.

Cronología

Todas las pinturas rupestres entrañan dificultad en su datación. Los datos en los que se apoya la señalización cronológica del Buxu son por un lado la superposición de figuras (que prueba que las anteriores están subpuestas a las posteriores) y el segundo son los objetos que muestran grabados similares a los del fondo de la cueva (figuras abastractas). Estas figura geométricas son las que se consideran más antiguas. A las figuras continúan los grabados animales realizados con trazo profundo. Posteriormente se pintaron las figuras de contornos en negro, finalizando la secuencia con la realización de aquellas figuras que grabadas o pintadas muestran cierto modelado interior y dan sensación de movimiento. La pintura roja posiblemente sea más tardía.

Según esta teoría, la Cueva del Buxu un santuario de ideomorfos donde sólo existían figuras abstractas grabadas. A estas figuras fueron añadiéndose torpes figuras de animales grabados por las generacione siguientes, durante el Solutrense superior, hace unos 18.000 años, como muestran los mismos dibujos hallados en las plaquetas de piedra del hábitat. A la última fase terminal del Solutrense al Magdaleniense antiguo, hasta unos 14000 años, corresponden las restantes figuras.

El Arte Rupestre

A unos setenta metros de la entrada nos encontramos con las primeras manifestaciones artísticas de la Cueva del Buxu . Aunque actualmente el suelo se encuentra rebajado, el acceso al fondo de la cueva en tiempos paleolíticos obligaba a sus habitantes a arrastrarse en algunos tramos y sortear estrechos sifones.

Todas las figuras han sido realizadas mediante una de estas dos técnicas: el grabado en la pared con un instrumento fino y duro, seguramente un buril de piedra y la pintura de siluetas o contornos en negro. Ambas técnicas se se encuentran en algunas figuras modelando determinadas partes de los dibujos animales. Los restos de pintura roja por la cueva sugieren una tercera técnica, cuyo único resto apreciable es un enigmático signo en E, desgraciadamente muy desvaído.

Las manifestaciones rupestres del Buxu están agrupadas en tres zonas. En la primera aparecen un conjunto de ciervos y ciervas pintados en negro sobre una especie de arco natural de medio punto. Este arco da paso a un galería baja que nos lleva al santuario profundo. En una segunda sala en forma de recodo encontramos un amplio conjunto de signos o figuras abstractas, grabadas en las paredes, en forma de parrillas o redes. Se les ha denominado, genéricamente tectiformes, por asemejarse a techos o cabañas de ramaje. Además es apreciable un dibujo de una cabra, realizado con un preciso trazo único y profundo. Finalmente encontramos en la parte más profunda de la cueva un nicho o camarín que atesora las figuras animales más complejas elaboradas de todo el conjunto. Lo más apreciable son los restos de los dibujos de dos grandes ciervos y un gamo pintados en negro, así como dos caballos grabados con exquisito gusto y dominio técnico.

En total, en la Cueva del Buxu se han documentado ocho caballos, ocho ciervos, cuatro cabras, dos bisontes, un gamo, una cornamenta de ciervo pintada en negro y cinco indeterminados, entre las figuras animales. Así como diez y nueve tectiformes o signos cuadrangulares, un escaleriforme, un signo dentado, un signo oval, un laciforme y una representación esquemática en forma de E pintada en rojo, entre las figuras abstractas. Algunas de estas figuras han desaparecido y otras se aprecian con gran dificultad.

Interpretación

Uno de los problemas que atrae a científicos, arqueólogos y expertos, así como a neófitos a examinar el arte rupestre, es su significado. Las teorías sobre el significado de los símbolos son diversas y todas procuran apoyarse en los elementos materiales, esto es las pinturas y los restos, sin embargo no todas las teorías tiene el mismo alcance explicativo. Algunas de estas hipótesis mantienen que las pinturas las realizaban los cazadores para augurar una nueva caza, estas teorías relacionan las pinturas con prácticas mágicas. Sin embargo es difícil saber si las pinturas se realizaban antes de la caza o después de haberse cobrado una buena pieza. Otras teorías apuntan a que las pinturas están relacionadas con símbolos de fertilidad. Lo que la cueva del Buxu puede aportar a las diversas teorías es la constatación de que durante prolongados periodos de tiempo, los hombres de las cavernas acudían al mismo lugar a dibujar a los animales que unas veces le daban la vida en forma de alimento, y otras, la muerte en forma de enemigo. Estas pinturas son realizadas sobre grabados de mayor antigŁedad y simpleza, lo que ratifica determinado orden en el avance de las técnicas y una tradición que les llevaba a pintar al mismo lugar donde pintaban sus mayores.

Galería de pinturas de la cueva de Buxu

Llanes.as te ofrece imágenes de las pinturas que podrás ver en la Cueva del Buxu. Pincha en la imagen que quieras ver ampliada y una ventana emergente te la ofrecerá en toda su extensión. Debes tener desactivada cualquier herramienta de bloqueo de pop-ups.

Galería de fotos de la Cueva de Buxu
Bisonte grabado con trazos negros. Pincha para ampliar. Ciervos del Buxu. Pincha para ampliar. Tectiforme del Buxu. Pincha para ampliar. Caballos en el Buxu. Pincha para ampliar.

Subir al principio del Documento
www.llanes.as