Portal de Llanes

San Tirso de Abres

Concejos de la comarca de occidente.

Situado en el extremo noroccidental del Principado de Asturias este concejo es el comienzo y el fin de Asturias.

Su capital, El Llano, se asienta sobre un valle rodeado de suaves montaņas, atravesado por el curso del Río Eo, cauce fluvial en torno al cual se ha desarrollado la historia y la vida del municipio.

Su buena situación geográfica hace que sea uno de los mejor comunicados de la comarca, a menos de 10 minutos de las playas de la zona y a dos horas escasas de la capital de Asturias.

El salmón, las truchas y el reo del Eo son algunas de las especialidades de este concejo. Hay que nombrar, asimismo, las filloas los cereixolos. En repostería, los roscones de Pascua pueden ser lo más destacado.

Cuenta, además, con espacios e infraestructuras para el ocio. Como son una piscina completamente equipada, un camping, un hostal y un área recreativa que se asoma al mismo cauce del Eo, el cual conserva admirables muestras de la flora autóctona de la ribera. Su paisaje es otro de sus elementos atractivos, con diversas rutas en las que el visitante puede fundirse con la naturaleza y disfrutar del verdor de los campos y la tranquilidad del ambiente de una tierra misteriosa y enigmática que ha sabido conservar su historia Entre las rutas cabe destacar, el Camino de Santiago: camino interior hacia Compostela va serpenteando por el concejo, regalándonos incomparables vistas del Eo y memorables panorámicas del Valle. La mano del hombre en el camino, los Petos de Ánimas y la magia envolvente de este itinerario, nos atrapan a cada paso.

Pena do Encanto: entre agua y bosque se mantiene la leyenda de una cama atrapada en la roca que sale cada noche de San Juan. En una de las últimas reservas de pino del concejo, habitan el verdor y la leyenda fundida entre agua y piedra, como muestra, la maravillosa cascada que alimenta el arroyo del Ramadeno.

Rula del ferrocarril: maravilloso ejemplo de la arqueología e industria de la comarca, dis curre en un trayecto que no se separa de la ribera del río. Los túneles y el bosque nos invitan a soņar con los aņos en que el tren era la seņa de identidad de la comarca y de su vida cotidiana.

Ruta de los castros: un recorrido por la historia del concejo Estos recintos asentados en colinas fortificados nos hablan de los habitantes del San Tirso de antes y durante el Imperio Romano, cuando el oro y el hierro eran valiosos recursos. El recorrido es sólo una muestra de la riqueza arqueológica del territorio, poblado ya tres mil aņos antes de nuestra era.

Camino de los arrieros: recorrido por la antigua ruta utilizada por los vendedores ambulantes que desde Castilla iban a Galicia en sus desplazamientos por Espaņa. Cerrar los ojos en alguno de sus parajes invita a escuchar de nuevo el chirrido de los viejos carros tirados por bueyes

Ruta del Eo: itinerario que recorre la ribera de este cauce fluvial y en el que es posible admirar la flora y fauna de este medio, con aves características como la garza y mamíferos como la nutria.

Subir al principio del Documento
www.llanes.as