Portal de Llanes

Un poco de historia sobre los Picos de Europa

Símbolo del Parque de Picos de Europa

Se considera que la relación del hombre con los picos de Europa, procede del neolítico, donde se darían los primeros asentamientos en estas montañas.

Sin embargo, se piensa que los pobladores que se asentaron en estos terrenos, llegaron con las migraciones celtas de los siglos II y I a.e.c., de los cuáles algunos historiadores cuentan que adoraban al Monte Blanco y a la Piedra, y que estos mismos pobladores provenientes de migraciones celtas, fueron los que plantaron cara a la invasión romana, y fue Augusto, quien redujo a astures y cántabros escondidos tras las montañas.

Esta versión defendería que los picos no volvieron a tener relevancia hasta la invasión musulmana del siglo VIII, donde los cristianos, huyendo del cruel sarraceno, se parapetaron en sus cimas, y desde allí, reunificaron las fuerzas de la cristiandad para iniciar la reconquista de los territorios invadidos.

Los territorios protegidos por los muros naturales de los Picos, tras haber sido cabeza de la recuperación de la península bajo el nombre de España, habrían quedado aislados, no teniendo apenas contacto con el mundo exterior y conservando costumbres ancestrales, lo que favoreció la conservación de los paisajes naturales intactos.

A principios del siglo XX, y con motivo del aniversario de la batalla de Covadonga, se otorga a estos parajes el concepto de parque nacional, espacio protegido por el estado para su conservación. El 22 de Julio de 1918 se declara Parque nacional de Covadonga el macizo de la Peña Santa, convirtiéndose en la realización material de un proyecto de estado fraguado en 1916.

Durante el periodo que este parque fue La Montaña de Covadonga, coincidía geográficamente con el macizo occidental de los Picos de Europa, abarcando una superficie de 16.925 hectáreas que se distribuían desigualmente entre el Principado de Asturias y la provincia de León. Más tarde, cuando la denominación del parque se extendió a toda la cordillera, se incluyeron en el espacio protegido zonas de Cantabria, de forma que los beneficios económicos que esta denominación reportaba paso a repartirse democráticamente entre las tres comunidades atravesadas por estas montañas.

Subir al principio del Documento
www.llanes.as