Portal de Llanes

Visita al Monte Corona

Símbolo del Parque de Picos de Europa
Duración Desnivel Dificultad
Tres horas230 metrosPoca

Este recorrido comienza en el Mirador del Tombo que fue inaugurado en 1964 y hay en él un monumento conmemorativo del rebeco; está situado en la carretera que une Posada de Valdeón con Caín, poco después de pasar Cordiñanes; y es un lugar muy adecuado para observar el macizo Central de los Picos de Europa.

Se continua esta ruta por el camino viejo a Caín que desciende y cruza la carretera en dirección al río Cares. Al llegar al Puente de Barrejo tenemos la opción de cruzar el río en dirección a la Central Hidroeléctrica (edificio de piedra ubicado en la margen opuesta del río) y podremos visitar la Necrópolis Medieval del Barrejo donde hay diversas tumbas así como unos paneles informativos al respecto.

Después habrá que regresar al camino que parte desde el puente y a pocos metros llegaremos a una fuente de teja oscura y una caseta de información. Un poco más abajo encontramos el Monte Corona, bosque mixto (puede verse para más información la página de flora y fauna)en el que se encuentran tilos, nogales, robles, fresnos, hayas e incluso encinas. Esta zona es tradicionalmente ganadera, y podremos observar los invernales (conjunto de cuadras y cabañas utilizadas en invierno para cobijar el de Sesanes. Desde este lugar sale un camino a la izquierda que es el adecuado para regresar.

Siguiendo el descenso, se encontrara a la izquierda el Chorco de los Lobos, estructura de piedra con planta circular que se prolonga en una empalizada de madera, y servía como trampa para capturar lobos. El recorrido continua siempre descendiendo en paralelo al río para llegar a la Peguera, donde el arroyo del mismo nombre vierte al Cares; más adelante se llegará un puente sin barandilla (con dos tramos de madera y en el centro uno circular de piedra), que cruza el río Cares, hay que cruzarlo y seguir a la derecha subiendo por esta margen del río. Cruzaremos los invernales de Santijan, desde donde tendremos una buena panorámica de las canales de Capozo y Tras la Envernosa, así como del bosque en su parte alta.

Subiendo, llegaremos hasta la Casería de Corona. Allí se encuentran, además de la Ermita de Corona otros nueve invernales dispersos, así como diversas oquedades y cuevas que son aprovechadas como corrales para los rebaños de cabras y ovejas, empleándose cierres de madera como cercas.

Se sigue subiendo, y tras cruzar el Aragayo de Nuestra Señora, por un pequeño puente de madera, enseguida se llegará a la otra orilla del río, tras cruzar un puente más grande, éste sobre el río Cares, encaminándonos hasta los invernales de Sesanes, (por donde ya se señalo el camino de vuelta), y desde aquí regresar hasta el Mirador del Tombo por el camino utilizado al principio del recorrido.

Subir al principio del Documento
www.llanes.as