La Montaña Mágica   La Montaña Mágica
hemeroteca  
 

El País
sábado, 29 de diciembre de 2007
El Viajero, pág. 15
La Buena Vida. Dormir

Qué descansadas vistas

La Montaña Mágica, frente a los Picos de Europa,
un homenaje a Thomas Mann

Fernando Gallardo: La Montaña Mágica
Piedra, madera y teja roja en La Montaña Mágica, cerca de Llanes

6,5 Entorno ecológico. Categoría: casa rural. Allende, Llanes (Asturias). Teléfono 985 92 51 76. Fax: 985 92 57 80. Internet: www.lamontanamagica.com. Instalaciones: jardín, salón con chimenea, biblioteca, comedor. Habitaciones: 10 dobles, 4 dúplex; todas con baño, TV satélite, secador de pelo, ordenador personal previa solicitud. Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales domésticos. Precios: temporada alta, 75 euros + 7% IVA; temporada baja, 50 euros + 7% IVA; desayuno, 4,80 euros + 7% IVA. Tarjetas de crédito: MasterCard, Visa, 6000. Arquitectura 5, Decoración 6, Estado de conservación 8, Confortabilidad habitaciones 6, Aseos 5, Ambiente 7, Desayuno 7, Atención 9, Tranquilidad 8, Instalaciones 5.

Fernando Gallardo

Quizá este bucólico sanatorio inventado por Carlos Bueno no sea tan literario como el de Davos, pero alivia inmediatamente a quien llega con prisas del mundanal ruido. Su emplazamiento en la sierra que guarda las espaldas a Llanes, con una panorámica insólita del Naranjo de Bulnes y los Picos de Europa, asiste a la terapia del espíritu igual que el de la novela de Thomas Mann, convertida en protagonista absoluta de esta aventura hotelera. Como incentivo al viaje, Bueno invita a pasar la noche a todo aquel que se presente con una edición inédita de La montaña mágica para su biblioteca. Y posee más de setenta diferentes.

El hotel permanece desde 1992 agazapado bajo la apariencia de una aldea sobre 12 hectáreas de prados con hórreo, invernadero y cuadras, estas últimas para abrigar a una docena de caballos asturcones que suponen la distracción preferida de los niños. Ni la melancolía de los días de orbayu les impide campar a sus anchas por el complejo, indiferentes a la impostura de piedra, madera y teja roja que Bueno ha enhebrado en torno a la casería original, restaurada con evocaciones éuscaras y presa de un bucolismo Heidi que engatusa la mirada. El interiorismo sufre las consecuencias: pasamanería de forja, policromía de revista en las paredes... Una iconografía rústica en exceso, complaciente con los avatares del negocio hostelero. Decorado de novela para una arquitectura sin párrafos.

A esta montaña literaria suben familias enteras de vacaciones y jóvenes parejas en busca de un refugio para el amor. Todos aprendices de bon vivants mimados por el hiperactivo propietario, quien sueña ya con sumar otras nueve habitaciones a las 14 existentes, en un tono quizá más sosegado y natural, lejos de esa predecible exaltación de lo rural. Los actuales dúplex gozan de mejores vistas y una sobrada amplitud de espacios, a veces devaluada por un horror vacui causante de una inútil aglomeración de muebles en su interior. La mayoría, con chimenea y bañera de hidromasaje. Vistas al verde, en todos los casos. Incluso con rincones mágicos, como el que ofrece la buhardilla 9: una galería en diedro con un par de butacones desde los que contemplar el bosque de Cuanda. Lástima que sean tan incómodos y que la línea basal de la ventana corte por los ojos.

En proyecto tiene Carlos Bueno otros cabeceros de diseño propio –lo mejor de la casa en plan ornamental– y unas instalaciones más abiertas a la magia de la montaña. Con semejantes intenciones, ¿por qué no convertir entonces la biblioteca en un centro de estudios de Thomas Mann?

Alrededores

Al frente, los Picos de Europa y sus hitos imprescindibles: el santuario de Covadonga, la garganta del Cares, Bulnes, Sotres, donde se elaboran los mejores quesos de Cabrales. A sus espaldas, el mar Cantábrico y las playas más conocidas de Llanes: Celorio, Barro, Niembro, Torimbia... En Ribadesella se encuentra la cueva prehistórica de Tito Bustillo, y cerca de Panes, la del Pindal. También se recomienda acercarse a Muja, cerca de Colunga, para visitar el Museo del Jurásico (902 30 66 00), creado junto a los yacimientos costeros. Además de buen conversador y culto bibliófilo, como hijo que es del filósofo Gustavo Bueno, el propietario surte a sus huéspedes con toda clase de folletos y explicaciones sobre los lugares recomendados para visitar. A pie, por ejemplo, la subida al pico Cuanda ofrece unas vistas únicas sobre Rales, Vibaño, la costa y los Picos.

 


La Montaña Mágica
Alojamiento rural

Cómo llegar · Asturcones · Actividades y excursiones
Precios y reservas · Bibliografía · Thomas Mann
Imágenes de La Montaña Mágica · Hemeroteca
La Montaña Mágica fotografiada por sus clientes

Casa de Aldea de AsturiasLa Montaña Mágica / Hotel Rural / dos estrellas

La Montaña Mágica · Alojamiento rural
33508 Allende · Llanes · Asturias · España
Teléfono (34) 985 925 176 · Fax (34) 985 925 780
www.lamontañamágica.es